El ‘verdadero’ Christian Grey que fue sentenciado a 14 años de cárcel

Al igual que el personaje del libro de E. L. James, Alexander Boettcher tenía un cuarto con distintos artefactos para sus prácticas sexuales.

Al igual que el personaje del libro de E. L. James, Alexander Boettcher tenía un cuarto con distintos artefactos para sus prácticas sexuales.

“Cincuenta sombras de Grey” fue todo un éxito de ventas. E. L. James cautivó a millones de lectoras en todo el mundo gracias al misterioso y oculto mundo de su personaje Christian Grey, un guapo millonario que tenía extrañas prácticas sexuales.

Aunque “Cincuenta sombras de Grey” es una historia ficticia, Alexander Boettcher, conocido como el “Christian Grey italiano”, es de carne y hueso y recientemente se ha hecho conocido por sus extrañas y violentas prácticas sexuales lo que lo llevaron a ser condenado a 14 años de cárcel.

Boettcher tiene 30 años, viene de una familia adinerada gracias a la fortuna de su madre y siempre ha estado rodeado de bellas mujeres y lujos. Sin embargo, al igual que el personaje de la novela de E. L. James, su vida íntima está repleta de episodios de violencia y maltrato hacia las mujeres.

Aunque estaba casado con Gorana Bulog, una modelo croata, a este millonario le gustaba seducir a mujeres hasta convertirlas en sus “sumisas”. Una de ellas fue Martina Levato, una estudiante de 20 años que conoció hace un par de años en un bar latino en Italia, según señala Cosmopolitan

De a poco el millonario comenzó a introducir a la joven en un oscuro mundo de sadomasoquismo, dominación y sumisión. De hecho en la mansión de su madre tenía un cuarto con distintos artefactos para sus prácticas sexuales. 

Con el tiempo tuvo tal control sobre Martina que llegó a hacerle una marca en el rostro con un bisturí como una forma de demostrar que era de su propiedad.

Pero la manipulación y el maltrato no quedaba ahí. Boettcher le exigía a todas sus sumisas que lo llamaran “The King”. La manipulaba mandándole mensajes en los que le decía que estaba demasiado gorda pero que “aún así se había enamorado de ella”. 

Pero lo peor estaría por venir, ya que Boettcher creía que Martina debía borrar todo su pasado, en especial con su ex parejas. Para ello la convenció de que la única forma para lograr “purificarse” era arrojando ácido en la cara de sus antiguos novios.

La primera víctima fue Pietro Barbini, quien aún mantenía contacto con Levato. En 2014 la joven engañó al hombre con una entrega falsa de un paquete. Fue ella misma quien le tiró ácido en la cara, desfigurándolo para siempre. 

Boettcher y Levato fueron sentenciados a 14 años de cárcel. La jueza a cargo dijo que todos los criminales que ha sentenciado ellos son “los más peligrosos, pues hay un vacío en dónde debería de haber un alma”.

“He juzgado a mafiosos de la Camorra y la ‘Ndrangheta, a ladrones, asesinos a sueldo e incluso terroristas, y jamás he visto tanta falta de arrepentimiento e impasividad”, agregó. 

Fotos: Captura de video

pixel